Cultura de paz: una guía para niñas, niños y adolescentes que desean construir un mundo mejor

Primero, sintamos la emoción de abrazar la verdad y la memoria histórica. En el Programa de Empoderamiento Infantil sabemos que la generación Z es la generación transformadora, la generación que ha dejado de normalizar las violencias y que ha tomado la determinación de construir activamente un mundo mejor para todos.


En esta guía, estudiantes del Programa de Empoderamiento Infantil, compartirán contigo algunas lecciones de vida para ayudarte en esta tarea de poner tu granito de arena para que tu entorno tenga paz. Aunque esto no puede lograrse desde las acciones individuales, el hacer comunidad hará más fácil llegar a este objetivo.


¡A inspirarnos! Mira con nosotros el manifiesto infantil por una cultura de paz:

Para construir paz, es importante reconocer y comprender las violencias que existen, no solo las más obvias sino también las que se esconden normalmente.

Así como existe la violencia directa, esa violencia que todos somos capaces de reconocer, existen la violencia cultural que nos hace odiarnos entre nosotros por ser diferentes o la violencia estructural que niega a las personas necesidades como tener un techo bajo el cual dormir, comer o tener acceso a servicios médicos.

Los derechos humanos existen para que siempre sea respetada la dignidad de las personas y cuando hablamos de violencias, hablamos de violaciones de derechos humanos.

Un importante conjunto de derechos que todos los NNA (niñas, niños y adolescentes) tienen son sus derechos de participación; estas son las máximas herramientas para hacer del mundo un mejor lugar. Los derechos de participación permiten a las infancias hacerse visibles como comunidad y tener voz y voto, incluso en una sociedad que da preferencia a los adultos.


Parte de sensibilizarse y tener empatía, es saber que en el mundo han existido historias muy tristes debido a violaciones de derechos humanos, como es el caso del Holocausto o el bombardeo en Guernica, España.



Aunque todos los países tienen historias diferentes, vale la pena saber más acerca de aquellos que han logrado construir paz para que sus ciudadanos vivan más felices, tranquilos y seguros, como es el caso de Islandia, Dinamarca o Nueva Zelanda.




Cuando niñas, niños y adolescentes se interesan por la cultura de paz y la educación para la paz, construye poco a poco un lenguaje que le permite dialogar con otros niños y niñas con los mismos intereses, es por eso que nuestros estudiantes compartirán contigo sus abecedarios como agentes de cambio. ¿Cómo sería tu abecedario de la paz? ¿Qué palabras tendría?





Pero, ¿cómo construir paz en tu comunidad? ¡Con la paz positiva! Todos podemos contribuir para que haya paz en nuestras casas, en nuestras escuelas y en nuestro entorno. En el siguiente video te explicamos cómo.











© 2017 Alondra Berber. Todos los derechos reservados.