© 2017 Alondra Berber. Todos los derechos reservados.

Entrevista sobre El incendio de las mariposas para 99 grados

16/09/2014

 

¿Cuál es la propuesta literaria de Alondra Berber?

Me interesa profundizar verdaderamente en los laberintos de la mente humana para contar historias que integren la poesía clínica (el qué) y la poe-novela o novela versada (el cómo). Podría decir que mi objetivo además de jugar con el lenguaje es generar un debriefing poético. Yo escribo para un público muy específico que parte de grupos vulnerables y es algo que tengo muy presente por lo que el lenguaje que utilizo va de la mano con mi trabajo como interventora en crisis y llega directo a ellos porque dialoga con sus experiencias traumáticas y con el sufrimiento que les causan. Trato de que mi poesía sea un espejo que dialogue con el lector en un estado de igualdad, que lo ayude a reencontrarse con sus emociones y pensamientos perturbadores mediante un proceso de aproximación progresiva, introspección, catarsis, procesamiento y asimilación de crisis. 

 

Platícanos de tu nuevo proyecto con el que has ganado el PECDAG.

O incêndio das borboletas es la primera parte de una trilogía de novela versada en edición español-portugués. Aborda el abuso sexual infantil y cómo una persona que lo arrastra en la secrecía se percibe a sí misma, a la sociedad y al mundo en las diferentes etapas de su vida. La primera parte que es la que concierne a la beca PECDAG que me acaban de dar es un acercamiento a la experiencia de un abuso cometido contra una niña de cuatro años por dos primos y dos primas. Muestra cómo a partir de ese día y con la reincidencia del evento perturbador todo cambia internamente de manera drástica. Algo interesante en este proyecto es el juego con las voces poéticas que se manejan y los tiempos capturados por cada una de ellas. Este primero por la estructura de los poemas no es narrado por la niña misma sino por la mujer en que se convirtió, una persona obsesiva compulsiva marcada por la prisa y las repeticiones, por la intensidad de los flashbacks y volvemos al mismo tema, a esos laberintos dentro de nuestra propia psique en que a menudo nos perdemos. Es un proyecto que me mueve mucho y que creo que me ha permitido ganar cierta madurez.

 

 

¿Por qué portugués?

México y Brasil son países hermanados no sólo por la pobreza, la violencia y la simulación sino también por la cosificación de la mujer, lamentablemente en ambos países tenemos muy altos índices de violencia sexual contra menores de edad y el problema es que como los victimarios manipulan pasiva y/o activamente a sus víctimas para obligarlas a callar, en muchos casos son situaciones que jamás salen a la luz y que les permiten a estos abusar de más personas sin pagar consecuencias legales ni de ningún tipo. Además, el portugués es un idioma que me gusta mucho, uno de mis favoritos en realidad y el cual he venido estudiando desde hace tiempo como parte de un proyecto personal de aprendizaje de lenguas romance para apertura de mis canales de comunicación y trabajo con personas de otras culturas.

 

¿Por qué decides publicar tres libros en lugar de uno?

La estructura del proyecto me permite jugar con los tiempos, las posibilidades y el orden de los hechos, entrelazar y en ocasiones enfrentar estas tres voces poéticas que muestran cosmovisiones tan contrastantes, me permite crear historias alternativas. Los tres libros construyen la novela versada, sin embargo, quien decida leerlos por el valor individual de cada libro también podrá hacerlo, me interesa que la obra tenga peso como conjunto pero también individualmente, que cada poema, que cada verso, cada palabra tenga su peso. Busco que cada voz poética, efecto de la disociación y evolución o involución de la protagonista de la obra cuente su propio pedazo de la historia porque también en uno mismo pueden existir distintas versiones, poner en la mesa todas las partes para que el lector arme la suma y proyecte lo que por su bagaje personal quiera, pueda y necesite ver. Para esto parto de que el personaje de la trilogía atraviesa diferentes fases patológicas y que cada una de estas tiene su particular percepción y lenguaje. El personaje podría ser compadecido en algunos capítulos por la ventana que ofrece a sus secretos marcados por sentimientos de miedo, tristeza, culpa y vergüenza en tanto que en otros será capaz de evocar la paz mental o incluso provocar la intolerancia y el rechazo total del lector. 

 

 

Cuéntanos un poco de estas tres voces poéticas a las que te refieres

Una de las voces del libro que es precisamente la que tiene el flashback del abuso es la propia de una persona obsesiva compulsiva y eso se manifiesta en la estructura de cada poema, son textos de mucha fluidez e intensidad que invitan a una lectura regresiva y desesperada, con poco tiempo para tomar aliento. Otra de las voces habla desde una misoginia y agresividad producto de haber sido abusada sexualmente por dos mujeres, los textos se vuelven concretos, lascivos, sarcásticos, intolerantes, muestran la comorbilidad de un estrés postraumático, el resentimiento social por el error cognitivo de la generalización y la auto-censura como ser sexual e invitan a una lectura auto-controladora y represiva. Este segundo libro es provocación. La tercera es la voz de la paz mental y el insight y los textos son totalmente distintos, sus tiempos son distintos, su estructura, el tipo de lectura a la que invitan que se vuelve introspectiva y espiritual, una especie de voz en off.

 

¿Cuáles son las diferencias y similitudes entre tu primer libro publicado, El Péndulo de Cal y El Incendio de las mariposas?

Las similitudes son la tendencia a la psicología clínica y la intervención en crisis, que van dirigidos a grupos específicos en los que pueden tener buenos efectos psicoterapéuticos, que es poesía enfocada a problemáticas sociales y que es novela versada y poesía clínica. La voz poética cambia mucho excepto en el segundo libro de esta trilogía que tiene un lenguaje muy parecido al de El péndulo de cal. Cuando inicié con El péndulo se me etiquetó como narcopoeta sin embargo el libro más allá de las formas fáciles de ser percibido era un abordaje sobre el trastorno por estrés postraumático, trastorno del cual parte también El incendio de las mariposas pero por condiciones distintas. En ambos proyectos existe un juego con el tiempo y un ofrecimiento de lecturas alternativas y el péndulo tenía una voz poética bien definida mientras que en este proyecto hay muchas variantes. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload